Inteligencia artificial vs. traducción profesional

Qué duda cabe que la tecnología avanza a pasos agigantados. Cada día cobra más fuerza la inteligencia artificial, debido a sus múltiples ventajas, ya que no requiere a un programador introduciendo millones de líneas de código y variables. Pero, ¿puede la inteligencia artificial sustituir la traducción profesional humana?. El equipo de traductores en Valencia de Traducciones Agora ha preparado para ti una serie de reflexiones sobre este asunto.

No te pierdas la traducción en el Internet de las cosas

En la actualidad, la tecnología avanza más rápido que nunca, casi a un rito exponencial. Existen numerosos proyectos en los que la inteligencia artificial está muy cerca de poder sustituir al hombre. ¿Será la traducción una de ellas?.

Cierto es que existen traductores automáticos que cada vez son más precisos y pueden discernir y decidir que término es más adecuado según el contexto. Y mientras más traducciones realizan, más aprenden y más precisos son.

Pero en el sector de la traducción existe cierto escepticismo al respecto puesto que se tiene la convención de que el factor humano en el arte de traducir no se podrá sustituir por una máquina.

Uno de los proyectos que emplea la inteligencia artificial y las redes neuronales en este campo es el conocido Traductor de Google. Esta herramienta puede servir de referencia para saber en qué punto nos encontramos y hacía donde nos dirigimos.

Curiosamente, las redes neurales no son algo nuevo. De hecho los primeros experimentos se remontan a principios de los años 60. Es decir, la idea ya estaba sobre la mesa, pero faltaba la tecnología para poder hacerlas realidad. Tampoco se tenía muy claro las aplicaciones potenciales que podían tener.

Pero desde principios del siglo XX y sobre todo, desde el año 2010, se han conseguido avances muy significativos en su optimización y se han iniciado múltiples aplicaciones. Obiamente, queda mucho por delante, pero son cada vez lmás frecuentes los avances en los algoritmos de Aprendizaje Automatizado.

Por ejemplo, Google ha registrado diversas patentes dónde explica la nueva actualización y forma de funcionamiento del Google Translate, utilizando lo que se denomina “Neural Machine Translation (NMT)”.

Cabe decir que los resultados son impresionantes. De hecho, desde hace poco tiempo, en esta aplicación se anuncia que muy pronto se dejará de contar con la colaboración de humanos para validad sus traducciones.

En definitiva, la diferencia entre una traducción humana y una traducción realizada con inteligencia artificial basada en redes neuronales cada vez es más pequeña.

Pero Google no es la única empresa que está haciendo progresos destacables en la traducción automatizada, otras empresas como Microsoft, DeepL, Yandex o Baidu también están desarrollando sus propios traductores.